¿Ha llegado el fin de las mochilas preformadas con reductor?

¿Ha llegado el fin de las mochilas preformadas con reductor?

Hasta hace relativamente poco la oferta de mochilas ergonómicas en nuestro país se reducía a 2 o 3 marcas. De hecho, si hace unos años porteaste a tu primer hijo en mochila ergonómica, probablemente lo hiciste con una mochila preformada con reductor, como Manduca, ErgobabyBoba...  

En los últimos años se ha incorporado al mercado español una nueva generación de mochilas que han hecho necesaria la creación de dos "subcategorías" en lo que se refiere a "mochilas ergonómicas". Podríamos hablar de "mochilas preformadas con reductor" y "mochilas evolutivas 

Las mochilas preformadas con reductor tienen una gran trayectoria en nuestro país y han sido hasta hace unos años las más utilizadas del sector. Se trata de mochilas cuyo panel tiene unas dimensiones determinadas (fijas) y cuya característica común es que utilizan un reductor o adaptador (cada una con un sistema diferente) cuyo objetivo es conseguir el bebé se adapte lo mejor posible a la mochila, solucionando de esta manera el porteo en los primeros 5-6 meses del bebé, momento en el que quitaremos el reductor para utilizarla normalmente.  

Las mochilas evolutivas por el contrario, prescinden de reductor y su panel se va adaptando (también cada una con su sistema) a cada etapa evolutiva del bebé, por lo que es la mochila la que se adapta al cuerpo del bebé y no al revés. En este sentido podemos decir que las mochilas evolutivas han optimizado el sistema de ajuste que tenían las "preformadas con reductor" para los bebés de menos de 6 meses.  Además, su sistema de ajuste consigue ampliar su vida útil ya que el ancho de puente (distancia del panel en su base que va de una rodilla (corva) a la otra del bebé/niño) es mayor que las clásicas mochilas preformadas.  Tenemos un ejemplo de magníficas mochilas evolutivas como Buzzidil, Emeibaby o Fidella

¿Significa eso que las mochilas con reductor se han quedado obsoletas? Es una pregunta difícil, y no creo que tenga una respuesta rotunda, pero quizá las mismas marcas nos están dando pistas, pues ya están empezando a diseñar nuevas versiones "evolutivas" de sus mochilas (la nueva versión evolutiva de Manduca está a punto de llegar a España), por lo que esa es la tendencia y entendemos que poco a poco las mochilas preformadas "clásicas" no desaparecerán, pero sí se empezará a generalizar su uso para bebés a partir de los 6-7 meses, dejando los primeros meses para las versiones más evolutivas. 

Dicho esto, son muchas las familias que adquirieron su primera mochila preformada hace unos años y se sienten confusos frente a la decisión de si cambiar o no de mochila ante la llegada de un nuevo bebé. Esta es una decisión que debe tomar cada familia en función de sus circunstancias y necesidades. El trabajo de las asesoras de porteo está en informar de las características de cada portabebés y enseñar cual es la forma correcta de usarlo, pero en ningún caso está en tomar decisiones que sólo corresponden a las familias. 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Categorías

¡Lo más vendido!

Novedades

Promociones especiales